viernes, 18 de diciembre de 2015

#ConelPoderdelaGente?

Cuando un gobierno dice que su principal preocupación es la ciudadanía pero no hace nada, o hace muy poco, por mejorar las condiciones de vida de la gente que gobierna, se dice entonces que se trata de un gobierno incongruente, que no logra dar respuesta a las demandas y necesidades de la población o bien, no le interesa más que obtener los beneficios que del poder se desprenden.

El nuevo gobierno de la delegación Iztapalapa, tiene ante si, un reto muy importante; casi se podría decir que se trata del mayor reto que el partido político que ha permanecido en el poder de la delegación enfrenta desde sus inicios y que no es otro que lograr la credibilidad de una ciudadanía que hoy por hoy se siente defraudada, engañada e incluso utilizada por los intereses políticos de quien,teniendo como bandera las necesidades de la población, lo único que han hecho es enriquecerse a costa de la pobreza de la gente.

¿Por qué todo sigue igual si la izquierda gobierna Iztapalapa?
Desde hace varios años la delegación más grande del D.F se encuentra sumida en la pobreza pese a que ha sido gobernada por la izquierda. Los delegados en turno siempre han justificado el atraso diciendo que el presupuesto que reciben nos les permite hacer más y que muchas situaciones quedan fuera de su alcance. Tal vez hay algo de cierto pero posiblemente se podría hacer más si no se tuviera que “pagar políticamente” a organizaciones, dirigentes y grupos políticos que han apoyado las campañas de candidatos para ocupar el gobierno delegacional. El costo de tener que “pagar políticamente” el apoyo para ocupar la sede delegacional lo pagamos los ciudadanos con servicios de mala calidad, con jefes de unidad, responsables de área y coordinadores sin ningún perfil para ocupar los puestos administrativos que sólo utilizan para saquear recursos y obtener beneficios políticos. El jefe delegacional en turno guarda silencio por que sabe bien que el apoyo fue necesario y aunque el costo es grande alguien lo tiene que pagar.